lunes, 3 de marzo de 2014

Y YO SIN DORMIR!!


Pues se terminó febrero y el tiempo empieza a correr más rápidamente, y el clima sigue sin ayudar mucho, aunque parece que poco a poco va mejorando, y mientras espero poder enfundarme el neopreno y comenzar a dar brazadas en el mar sigo intoxicándome con el cloro de la piscina.

Este mes ha tenido de todo, días de mucha carga y algunos más relajados, lo malo que los de mucha carga serán los relajados del mes de marzo y los de mucha carga no quiero ni pensar en ellos.

Todos los que nos dedicamos a esto por afición sabemos lo duro que es sacar cada entrenamiento, compaginar trabajo familia y entrenamientos esto  hace que nos planteemos muchas veces si merece la pena, la verdad es que este año esa pregunta ronda por mi cabeza una y otra vez.

Siempre que empiezo la temporada asumo que voy a poner toda la carne en el asador y que voy a pelear por rebajar al tiempo de competición todo lo que pueda, pero el día al día  me hace ver que aquello solo quedará en intenciones y en un bonito sueño, a estas alturas ya solo pienso que si lo acabo dignamente será un buen resultado, porque hay que ser realista, saltarse entrenamientos por no tener tiempo material de realizarlos sumándole un cansancio que cada día va a más me hace ver esto de forma más objetiva.

Llega un momento en que viendo la calidad y cantidad de los entrenamientos que consigo o no realizar, me hace pensar si estoy disfrutando de lo que hago y verdaderamente para disfrutar debo de dejar de pensar en tiempos, no puedo sacrificar (ni quiero) el poco que me queda  por rebajar unos minutos al tiempo final, que a estas alturas y conociéndome como me conozco se que no serían muchos los que rebajaría.

Ahora le sumo el no poder descansar, noches y noches de insomnio cuando debería estar durmiendo para recuperarme de los entrenamientos hace que aún estos se vuelvan más duros, pruebas médicas para buscar los motivos, al parecer todo apunta a una apnea del sueño continuada, en fin, que todo se está yendo al traste.

Pero como sarna con gusto no pica y no es momento de tirar la toalla, seguiremos y que sea lo que Dios quiera, pero mi mente solo estará centrada en cruzar la línea de meta olvidándome de cronos y demás historias.

Ya queda menos 27 de abril en Málaga y 17 de Mayo en Lanzarote, así que a tratar de acumular lo máximo para llegar a meta con el menor sufrimiento posible.

Febrero quedó así


Bueno pues sea como sea a seguir!!!
Publicar un comentario