viernes, 30 de mayo de 2014

LANZAROTE 2014 FOTOCRÓNICA!!

Como cada año, los días previos a la carrera los dediqué a mis últimos entrenos de natación, realizando cada día una vuelta al circuito en horas tempranas para ir acostumbrando el cuerpo, esta vez compartiendo circuito con Toni Mari, que por fin iba a debutar en esta prueba. Cada mañana a pie de playa nos encontrábamos con Kennet Gasque, Director de carrera y alma de este Ironman, que supervisaba los preparativos de la prueba.





Este año me acompañó toda la familia, y mi peque se inscribió en su categoría de 8 años en el Ironkid, que se celebra la víspera del IM.


Llega primero a la T1 con unos metros de ventaja sobre el segundo participante.
Corriendo a la natación, 50m por delante.

sale primero del agua con el segundo pisándole los talones


Hace una T2 muy rápida comenzando y terminando la carrera a pie en solitario 

Mi campeón triunfa en su debut del IronKid.
Disfrutando de su logro!
Pues el crío me lo ha puesto difícil! tiene cualidades este peque.

Día 17 de mayo, 4:30 AM, suena el depertador, llevo durmiendo desde las 21h y he conseguido descansar todas estás horas, un lujo.Desayuno y dos visitas al baño para dejar el cuerpo en condiciones, comeinzo a vestirme y a las  5 bajo para boxes.

Esta vez acompañado por Carmen y mis niños que no les ha importado madrugar ;-)




hinchar ruedas, colocar alimentos y botellas, y ale!! a calentar al agua, son las 06:04 esto ya no hay quien lo pare.

Caliento unos 10´en el agua y salgo a colocarme en la salida, los últimos años por despistarme me tocó salir desde atrás y este año quiero saber como te apalean saliendo desde la zona delantera.

Are yo ready? pues más vale que si porque esto arranca!!!

Uno de esos que está a punto de entrar en el agua soy yo, mi mente estaba preparada para la lucho, y menos mal que lo estaba porque de todas las pruebas que dispute este se llevo la palma de guantazos, patadas en la cara y demás lindezas, y es que en el agua es el único lugar donde la camarería del triatleta no se ve por ningún lado.
Buscando sitio cómodo para nadar pero no encontrándolo me toco luchar mucho y mi mente trabajando duro para relajar el agobio que sentía, no se cuantos tragos y tragos de agua salada pegué, pero más que nunca eso seguro.


La segunda vuelta quizás fue hasta más dura durante los primeros mil metros, consiguiendo nadar relajado la última parte.

Salgo del agua en 1h14´, mi mejor tiempo pero un poco lejos de lo que tenía pensado, los palos me mermaron eficacia, habrá que entrenar más en esas condiciones. Transición muy rápida, que quito el neopreno me pongo dorsal casco gafas y alimentos a los bolsos del tri y salgo pitando, piso dentro de la carpa vaselina que se le ha derramado a alguién y salgo por los suelos con una buena culada, me incorporo ante de que me arroye otro compañero de fatigas que consigue frenar gracias a las calas de sus zapatillas y salgo pitando a por la bici.
Como cada año he dejado las zapatillas en los pedales, me es más cómodo correr descalzo que con las calas, me encuentro con el gran Pepet Colomar, me subo a la bici y comienzo la aventura,y digo aventura porque este sector es para mi siempre una aventura y este año no iba a ser menos, esta isla no me lo pone facil y creo que es para que siga repitiendo.


Comienzomuy agusto, bien de pulsaciones, pedaleo correcto, mantengo posiciones y sino las gano, el día ideal!!, llego a puerto calero, primera subida unos 2km contra el viento que hace que el asfalto se pegue, aquí ya noto que algo no va bien, no tengo buen ritmo y no se a que achacarlo, me pasa Noe, va como un tiro, pienso que lo mio será pasajero y se solucionará.
Continuo Yaiza los Hervideros, voy bien he remontado muchos puestos y la velocidad es buena, Yaiza de nuevo y comienzo Timanfaya, pido permiso a ese diablillo que me mira al entrar en sus dominios y continuo, creo debería haber esperado su autorización porque a partir de aquí todo va de mal en peor.

Solo llevo unos 60 km de bici y la cosa se va torciendo, comienza con un ruido desagradable que no se de donde proviene, lo achaco en principio a algún papel de un gel que se me haya podido pegar a la rueda y a su paso por el puente del freno produce ese ruido pero por más que miro no consigo localizarlo, tras unos kilómetros desaparece, para comenzar a tener problemas con la zapatilla izquierda, es una sensación extraña el pie se me queda como bloqueado y me cuesta pedalear redondo, a todo esto empiezo a perder posiciones de forma alarmante.

La Santa - Famara y comienzo a pedalear dirección a Teguise, aquí además de mi bicicleta es mi estomago el que se está quejando llevo desde los Hervideros sin poder meter nada en el cuerpo que no sean líquidos, creo que la cantidad de agua que tragué es la causante de esto ya que la alimentación la tenía muy bien entrenada y nunca había sucedido algo así, comienzo a tener arcadas y muy malas sensaciones, a dos km de la rotonda aparece Toni Marí, que me dice que ha visto a Armado bajado de la bici  que no se encontraba bien y también que Tante viene por detrás, le digo que voy fatal, se pone a mi lado para conversar y tratar de animarme pero pasa una moto con juez y le digo que continúe, que va muy bien y que haga su carrera, me dice que me espera comiendo algo el el mirador de haría,( en esos momentos dudé de si yo llegaría).
Teguise- Los Valles y comienzo la ascensión hacia el mirador, pongo un ritmo cómodo y sigo bebiendo a mitad de la subida regresa el ruidito del principio y vuelve a bloquearse el pie, creo que el problema es la cala de la zapatilla izquierda.

un km para coronar y una voz familiar me saluda es Tante que ya me ha pillado, me da aimos y me dice que me espera en el avituallamiento especial, cuando llego está allí con Toni, cojo mi bolsa rellenos los botes, dejo todas las barritas y demás ya que no he consumido las que llevaba,  e intento ponerme en marcha de nuevo, Toni y Tante me echan una bronca, bájate de la bici come algo, me bajo y solo me dan arcadas, me arrodillo mirando el paisaje desde el mirador y continuo con las arcadas pero no consigo vomitar nada, Tante parte un trozo de su croissant relleno de jamón serrano y me lo da a comer, no puedo ni intentarlo solo verlo me da nauseas aún así insiste y a la fuerza me lo hace tragar, cuando ve que ya he ingerido algo me autoriza a seguir. (Nunca tendré las suficientes palabras de agradecimiento para el gran Cosntatino Ares Durruti, (Tante) IRONMAN con todas las letras y en todas las facetas de su vida)

Comienzo a Bajar hacia Haría alcanzo a Toni y bajo tras él, vamos hacia Guinate aquí ya se me escapa, llego a la rampa me pongo de pie sobre la bici, pedaleo con fuerza para vencer esta rampa la bici chirría, cruje, ya no se que es, si la zapatilla la bici o todo.

Giro a la izquierda algo más de 3 km para coronar el Mirador del Río, subo con cadencia y con mucho mucho ruido, corono y comienzo una veloz bajada estoy llegando a Arrieta, continuo hacia Taiche y me pasa Tante, sigo su estela y de repente ¡ Que co.. pasa ahora! tengo el pedal enganchado a la zapatilla y fuera de la biela, me ...... en todo!!!

Me bajo, saco el pedal de la zapatilla lo enrosco en la biela y no entiendo nada, un pedal se aprieta en el sentido del pedaleo, como es posible que suceda esto, doy cinco pedaleadas y otra vez está fuera de la biela y enganchado a la zapatilla, mi mente no entiende nada, repito la operación y nuevamente sucede, pienso que puede ser la biela que está rajada, lo compruebo, no veo ninguna fisura, lo vuelvo a enroscar en la biela y nuevamente tras cinco vueltas de pedal esta en la zapatilla, lo saco lo miro y compruebo que el pedal está bloqueado, no rota sobre el eje, los cojinetes o rodamientos están como gripados, al colocarlo en la biela el pedal derecho hace efecto llave y desenrosca el izquierdo, pues así se queda, enganchado en la zapatilla y pedaleando a una pierna casi 18 km hasta llegar a la rotonda de Taiche, donde espero encontrar asistencia, llego a la rotonda y giro para Nazaret pero allí no hay ningún servicio mecánico, continuo hacia Nazaret cuesta arriba y contra el viento pero mis fuerzas y mi estomago están mal así que renuncio y decido bajarme.

"Otro año más el diablillo se ha burlado de mi".
 Me quito el casco las gafas y me siento en la lava, mientras observo el pasar de triatletas que me miran a mi y a la bici tratando de entender el porque estoy en esa situación, cuando llevo un tiempo se acercan un par de personas y me preguntan que sucede, uno de ellos coge su móvil y llama a uno de los mecánicos de carrera que resulta ser su cuñado, este le dice que está lejos y que tardará bastante en llegar ya que ha pasado mi posición y tiene que dar un rodeo para llegar, les agradezco la gestión y más aún que me prestará su móvil para llamar a mi mujer y ponerla al corriente de todo,  decirle que se tranquilizara que solo era avería mecánica y que no me esperase a las tres en puerto del Carmen que no sabía a que hora llegaría, se despiden de mi estos buenos samaritanos ya que entraban a trabajar y allí me quedo sentado en el suelo viendo pasar una serpiente multicolor de triatletas a la espera de la ayuda.

Me aburro, empiezo a sacar las barritas y por primera vez puedo tragar, abro una tras otra y casi me empacho del atracón que me dí. a los veinte minutos de la llamada para una moto con una juez de carrera, se interesa por mi le cuento lo acaecido y ella nuevamente avisa a mecánicos que le dicen que tardaran una media hora en llegar, le digo que casi prefiero que venga alguien a recogerme y me lleve a Puerto del Carmen y ella me anima a seguir, tranquilo verás como te la arreglan y terminas, pufff !!! para pensar en terminar estaba yo.

Una hora después de la parada llega el mecánico, le cuento lo que pasa, a ver que podemos hacer, mis pedales son speedplay y de esos no llevan recambio, se lo llevan a la furgoneta y en unos diez minutos regresa con el, han conseguido lubricarlo y engrasarlo y hacerlo girar de nuevo, me lo colocan y a pedalear.

El asfalto de Nazaret es ideal para probarlo si aguanta aquí, seguro aguanta hasta el final, comienzo a pedalear sin mucha ilusión y a las 16:30 más o menos llego a Puerto de Carmen.





Mi cabeza me manda para el hotel y mi mujer me pregunta ¿tienes prisa? ¡son cosas que pasan! ponte a correr y acaba cuando puedas, ¡y que le voy a decir yo si lleva razón!.

Transición y comienzo, no puedo correr no son las piernas, lo se, es la cabeza, camino y camino despacio no como yo camino, tras ocho km arranco a correr, termino la primera vuelta y  de nuevo a caminar, no estoy cansado siento bien las piernas pero tengo una mala leche encima que me impide arrancar, llego al punto de giro del aeropuerto y comienzo a correr de nuevo y esta vez ya no paro hasta finalizar esos 18km que restan.


Quinientos metros antes de meta están mis niños, se cogen de mi mano y corren esa distancia conmigo, tienen una cara de felicidad que hace que todo lo pasado sea una anécdota más, comparado con la sensación que tengo en esos momentos llevándolos de mi mano, Carmen también corre pero para esperarnos en meta.



Lo mio con el IronMan de Lanzarote es una relación Amor - Odio, verdaderamente debería odiarlo, pero me pasa al contrarió cada año lo quiero más, se que algún día será mi carrera  y no desistiré hasta encontrarla.

- - - - - - - - - - - - - - 

Al día siguiente como viene siendo habitual Arí como anfitrión nos prepara una jornada gastronómica conejera a la que asistimos todos como una gran familia.
                                         Mi gran amigo y maestro Tante
                                           Arí, cocinando para todos!!
                                          Esa Tropical que no falte!!
                                          Batallitas de IronMan

 y después nos vamos a la entrega de premios a la Santa.







Y después de de este día las vacaciones llegan a su fin, una ultima comida con lo amiguetes 
68 IM de Lanzarote en esta foto.
y después solo nos queda pensar



¿VOLVEREMOS?


¿Alguien lo duda? 
See You in 2015!!!!!



A por otra!!!!!
Publicar un comentario en la entrada