martes, 29 de abril de 2014

I CAN MALAGA 2014 - Ahora Rumbo LANZAROTE

El día 25 con un año más a mis espaldas, ya son 47!! Salí junto a un nutrido grupo de triatletas de esta isla ibicenca rumbo a Málaga por segundo año consecutivo, está vez decidimos enviar las bicicletas por empresa de transporte y viajar en avión y no en barco y furgoneta como en el año pasado.

Reencuentro con esa bulliciosa ciudad y nuevamente repetimos alojamiento en el Petit Palace que se encuentra prácticamente en la calle Larios, arteria comercial de la ciudad.

Tras montar las bicicletas salimos a saborear un poco lo que Málaga ofrece.



El día 26 tras un desayuno salimos aprobar las bicicletas algo más de una hora , recoger dorsales junto al faro del puerto.






 Tras volver al hotel decidimos ir a probar el agua del mar, como la zona de nado de la competición se encontraba a unos 5km del alojamiento preferimos nadar en la playa de la Malagueta donde se realizó el pasado año ya que nos quedaba más cerca, además el espigón del puerto paraba el cansino viento que ya amenazaba con lo que sería al día siguiente.




El agua estaba a menos temperatura que en Ibiza pero aun par de grados más caliente que el pasado año.
Una vez comprobado todo a comer y a entregar las bicicletas en boxes y una buena caminata de una hora de regreso al hotel ya que no encontramos ni una parada de bus en todo el paseo.

Domingo 27, con taxis solicitados  partimos a las 06:30 dirección a boxes, acabar los preparativos colocarnos neoprenos, probar el agua, ¡OFU! Como decían por allí que fría estaba.

Unos 15 minutos antes se da la salida a la prueba de 1900-40-10 y tras esperar esos quince minutos comenzamos.

La salida de natación fue muy limpia, junto a mi todo el recorrido nadó Juan Tur que debutaba y prácticamente no tuvimos ningún incidente que no fuese habitual en este sector.

Salimos del agua neopreno fuera en las duchas y cuando nos acercamos a la carpa nos dicen que mostremos el dorsal del brazo para que nos den la bolsa, (se me hace extraño, cada uno sabe que la colgó en su percha y no es usual que te la den) al entrar en la carpa lo comprendí, todo el chiringuito se les había venido abajo, se habían desmotando el sistema de almacenamiento y todas estaban por el suelo tiradas y mezcladas, y los voluntarios haciendo lo que buenamente podían por que las encontrásemos lo antes posible, tras encontrar la de bike, casco gafas dejar neopreno y salir pitando.

Comienzo la bici y comienzo a notar el viento, me acoplo pero no estoy a gusto el viento comienza a pegar fuerte y acaba desesperándome una bicicleta que prometía ser rapidísima se convierte en un desgaste muy grande hasta que renuncio  a forzar la máquina al fin para mí es un entreno para Lanzarote, busco un desarrollo cómodo cambiándolo cada vez que el viento pega menos, seis geles uno cada 14 -15 km y  así paso las dos vueltas de bici.


Llego a la última transición y dentro del caos de la primera tenían ordenadas en el suelo las bolsas para que fuese más rápida su localización,  calcetines  zapatillas y a correr por el paseo, cuatro vueltas para los 21km, aquí solo decir que empecé suave y fui remontando según avanzaba la prueba, noté el desgaste de la bici y este año tardé 10´más que el anterior en terminarla, fui consumiendo un gel en cada vuelta y en la última me día cuenta de que me faltaba uno, pero ya estaba hecho así que tampoco lo eché de menos.




Al final se me escaparon 5´respecto al año anterior pero terminé contento porque ha sido un buen entrenamiento en unión de buenos y grandes amigos de Ibiza, de Málaga y de otras partes de España que estamos chiflados por este deporte.



Gracias a Lorena Torres por sus fotos.

Aquí os dejo unas imágenes de la armada ibicenca, faltan Campillo y Diego de los que no logré encontrar fotos en el gran reportaje de TriaWorld.


Publicar un comentario