martes, 26 de julio de 2011

COMENZANDO


El sábado me animé a subirme a la bici, tenía polvo desde la última vez que la utilicé, salí a probarla dirección a Eivissa, se nota que hace tiempo que no pedaleo, tampoco fue mal del todo ya que aunque comencé rodando a 26km/h la medía fue subiendo según pasaban los kilómetros terminando los 30 km unos segundo por debajo de la hora, así que contento ya que la bici parece acordarse de mi.

El lunes y nuevamente en compañía de mi mujer y cómplice salí a correr, ella me marca el ritmo, se pone delante y yo a chupar rueda, bueno es este caso diríamos zapatilla, de está manera evita que me pase de ritmo y perjudique la rodilla, realizamos 10.250 metros por un terreno bastante cuesto lo que hacía ese ritmo suave fuese llevadero, vamos que si lo aumenta seguro me hace sufrir.

A partir del km 7, que es la distancia que hasta ahora estábamos corriendo comenzaron las molestias en la rodilla, pero está claro que mientras no se intervenga esto siempre va a estar ahí, así que con tranquilidad y cuidados tenemos que seguir.

Creo que si consigo ir sacando una hora o dos al día podré estar en la salida del Home de Ferro, eso sí, no se que problema habrá ya que aunque he recibido el e-mail de confirmación de la inscripción sigo sin aparecer en el listado, pero bueno, supongo que será algún problema burocrático que se solucionará antes o después.

Un secreto, me está costando horrores ponerme en marcha de nuevo, estoy de un vago insuperable, en fin, ¡será cuestión de echarle bemoles!

Hoy tras el curro quedé con el trimindundi Linares para salir en bici y hacer una vuelta al recorrido del Home de Ferro con su bajada a cala d´hort pero se me complicó todo y al final no se me arregló, así que a las 18h bajo un calor de justicia salí a correr tratando de mantenerme por debajo de las 150 pulsaciones, jeje, que iluso, no me queda nada para regular el pulso, pero bueno fueron 7km que para seguir acondicionando el cuerpo y la pierna no estan mal, hoy me ha salido una medía de 5´km sin que doliese la rodilla así que feliz.
Publicar un comentario