martes, 8 de octubre de 2013

ESTO SIGUE!!!

Por aquí de nuevo tras una semana sin escribir, que no sin entrenar, poco a poco vamos empezando a dar forma al cuerpo y preparándolo para lo que luego vendrá.

Esta pasada semana me he cogido algún día de descanso ya que como todos ya sabemos a veces sumar es menos, hay que asimilar lo que se está haciendo aunque sea poco.

Lunes: 10.4 Km. muy tranquilos.
Martes: Solo gym, sesión de pesas, sentadillas y pecho.
Miércoles: 16 Km. un poquito más alegre que el lunes
Jueves: Descanso
Viernes: 18 Km. en compañía de Vicenta que prepara su maratón de Valencia, rodamos por un  circuito duro muy rompe piernas y al ritmo que, cada tramo el sofocante calor y humedad nos permitía.

Sábado: Descanso, dedicado a los niños, partido de básquet de Laura, actividades náuticas en San Antonio, y a disfrutar del peque corriendo en su prueba de la milla urbana donde se le escapó la victoria por menos de un metro, pero donde no perdió oportunidad de fotografiarse con los mejores.
                                  
                                                     Beatriz Antolin



                                                   Khadijla Raumoni 


                                                        Martín Fiz

                                                 Reyes Estévez




Domingo: 25 Km. por asfalto, primera tirada larga y se me hizo muy ..muy dura ya que me exprimí a tope, diluviándome en el último km.

Al final aunque mentalmente me parecieron muchos más la cosa quedó en 68 km. metro más metro menos.



Y ya entramos en esta semana

Lunes, con las piernas un poco tocadas me llama el amigo Barrenuca, ¿que?¿vamos a trotar?- le contesto, si es en plan soltar y tranquilo me apunto- ,me dice - si, tranquilo que ayer me pegué una pecha de kilómetros- pues nada, salimos a correr y que creéis que pasó... 12 km con el gancho puesto, como si de una serie se tratara, el decía que era yo el que tiraba y yo que si me quería matar, al final salió un entreno bueno y los dos fundidos.

Hoy aprovechando que tengo la mañana libre tras dejar a las criaturas en sus respectivos coles me animo a salir en bici, para tratar de descongestionar  un poco las piernas, no llevo ni  300m y el tubular (tenía dos años) hace pufff..., vuelta para casa, empiezo la tarea de cambiarlo pero cuando llevo un rato decido cambiar la rueda, jopeé también está abajo, la bomba se ha fastidiado, si parece que todo se pone en contra, busco un botellín de CO2 y se infla en un periquete, así que entre pitos y flautas casi una hora perdida, pero al final salgo  y ruedo 50 Km. un poco más alegre de lo que iban el Tito y el Piraña  en Verano Azul.

Así que por aquí seguimos


Mañana más y si se puede mejor.
Publicar un comentario