sábado, 19 de junio de 2010

POCA COSA QUE CONTAR

Como podeís observar no tengo mucho tiempo para casi nada, apenas puedo entrenar (tampoco le puedo llamar así a lo que hago), ni escribir en el blog (aunque no tengo casi nada que contar), y cuando puedo intento seguir los vuestros para no desconectarme del todo.

Esta semana ha sido otra de estas, ayer aprovechando que los niños hacian una fiesta en su colegio al ser el último día del año escolar y mientras ellos difrutaban de los juegos yo me zambullia en la piscina que está pegadita a su centro escolar.

Madre mía como se pierde la forma, a los 800 metros me he tenido que salir, se me han hecho eternos, además asistí atónito a la defunción de mi polar s725x al cual, no se aún como, se le cayó un botón pulsador, lugar por donde accedio el agua pasando el mismo a mejor vida.

Así una vez finalizada esta mini sesión de agua, me cambié en el vestuario y salí con Carmen a trotar durante 8 km, como el ritmo era suave, disfruté de la compañía y del solecito que pegaba.

Después nos fuimos a disfrutar con los crios de su fiesta y más tarde a cenar al Puntal una buena variedad de tapas (para un día que me libro de currar la noche hay que aprovechar).

Esta mañana amaneció soleado pero mientras disfrutaba del desayuno el tiempo cambió rapidamente, bajé con la familia a la playa y alli me puse el neopreno y recorri dos mil metros, la mar no estaba como un plato pero tampoco con grandes olas, eso sí habia una desagradable corriente de fondo que me hacia corregir cada poco el rumbo y creo me hizo nadar bastantes metros más de los deseados, pero nadar en el mar es más agradecido que voltear en la piscina.

Y poco más que contar me toca una semana más de arduo trabajo nocturno para después tener algun día donde quemar el exceso de calorias que estoy guardando.

A la busca de un nuevo reloj me he encontrado con este que quizas sea mi nueva adquisición, lo malo que no estará disponible hasta septiembre.



Un saludo y cuando pueda más y mejor si es posible.
Publicar un comentario