martes, 25 de mayo de 2010

MOMENTOS PREVIOS

Lunes 17 sale el vuelo a la Isla que espero permita que realice mi sueño, tras llegar a Lanzarote y acomodarme en el apartamento, que por cierto se encuentra junto a la línea de meta, me dirijo a saludar a Toño que esta trabajando y compartimos una pequeña charla, después de quedar para salir al día siguiente en bici llego al hotel me cambio y salgo a correr una vuelta al circuito de la maratón (la vuelta pequeña) ¿por cierto? ¿os había comentado que soplaba el viento? pues no veas como se movían las palmeras, cuando paso cerca del trabajo de Toño este me estaba esperando cámara en mano para inmortalizar esa toma de contacto con la carrera a pie.

Esto es correr, no me pilla ni la cámara , jaja.



A la mañana siguiente me levanto temprano pongo el neopreno y cuando salgo a nadar me encuentro con Kenneth Gasque quien tras estrecharme la mano y saber que iba a intentarlo me dice que espera volver a estrechármela tras la línea de meta.

Tengo la playa delante así que una vuelta al circuito de natación ¿1900 metros? (con gps 2100 le salía a más de uno, aunque también pudiese tratarse del nadar en el mar y que las boyas grandes aún no estaban colocadas)a mi también me pareció un poco más largo.

Después con Toño y con un aire endemoniado salimos en bici hasta Yaiza desde donde retornamos a Puerto del Carmen y me mostró por donde ibamos a realizar la llegada.

Recibo una llamada Tante quién ha conseguido localizarme, buen detective ;-) ) y quedamos para al día siguiente mover un poco las piernas sobre la bici.

Nuevamente amanece con viento otra vuelta al circuito de natación y mismo recorrido en bici que el día anterior, agarrándonos con fuerza al manillar para no salir volando, Tante hace sus calculos y ya sabe que poner a su bici ¿os he comentado como sube este campeón sobre su montura? menudo escalador y que gran persona.

Eligio,Toño Tante y Señora y el menda.

Esa tarde llega Eligio con otros cuatro triatletas de Ibiza, me paso a recogerle por el aeropuerto y preparamos sus cosas, al día siguiente hacemos en bici el nuevo recorrido de la carrera a pie y desde aquí hasta el día de la prueba me niego a hacer algo más que saludar a la gente que va llegando, estoy tranquilo y disfrutando de todo el ambiente que este IronMan arrastra, esto si que hay que disfrutarlo!!! a Club La Santa a por los dorsales, comprar alguna cosita en la expo y empaparme del ambiente.



Viernes por la tarde, a las 16:00 estamos colocando ya las bicis y las bolsas en sus respctivos lugares, esto ya no hay quién lo pare, sube la emoción, caras conocidas otras que no pero que acabamos conociendo como compañeros de viaje que seremos, todo preparado, una buena cena y a las 22:00 ya estamos en la cama.

Es increible ha sonado el despertador a las 04:00 y hemos dormido de un tirón, se nota que los nervios aún no nos han hecho efecto, copioso desayuno a base de cereales y tostadas y tras dejar que el cuerpo haga lo suyo nos ponemos el neopreno hasta la cintura y bajamos con el ya que estamos a escasos 50 metros del lugar.

Lo típico, hinchar ruedas a las que habiamos bajado la presión para evitar que reventasen con las temperaturas de la tarde, colocar bebidas y alimentos, comprobar que todo funciona y cuando todo está listo bajamos a la playa nos colocamos el neopreno pasamos el control del chip y vamos al agua a mojarnos un poquito, tras acomodar el neopreno y unas brazadas nos vamos a la línea de salida, allí se respiraba un cúmulo de sentimientos y tensiones que iban aflorando, se veian risas nerviosas, lágrimas, abrazos y más abrazos , palmadas, gritos de tensión que escapaban por bocas a doquier, quedan tres minutos, todos preparados, miro a Eiligio miro a la playa y PUMMMM!!! un montón de almas comienzan a correr desbocadas hacia el mar y entre ellas va la mia.
Publicar un comentario