sábado, 12 de febrero de 2011

RETOMANDO


Esta semana he tenido esto un poco abandonado, suerte que era una semana de descarga ya que sino habría sido caótica en lo que a entrenamientos se refiere, mi trabajo ha sido algo distinto a lo habitual y me ha tenido muy absorbido por lo que los entrenamientos los realicé como pude, cuando pude y en la medida que pude, pero bueno, ya todo ha vuelto a la normalidad y la próxima semana vuelve la carga y ya un poco más fuerte.

El Lunes 45' de carrera continua y 1800 metros de crol
Martes 53 km con la cabra.
Miércoles 35´ce carrera continua, (saltándome la parte de agua que tocaba ya que no me apetecía lo más mínimo)
Jueves 48km con la cabra.
Viernes 35' de carrera continua y 1000 metros de natación.
Sábado día libre (es que estoy de un vago!!!)
mañana salida en bici.

Pues esta semana me he sentido bastante mal, notando que las piernas no respondían y eso que era de descarga, pero tampoco lo hacia la cabeza y esto si que es importante, creo que si consigo terminar las pruebas es porque la cabeza vence los malos momentos y esta semana no ha estado a la altura y eso me preocupa, quizás el día de hoy tomado de relax total y quitadas presiones exteriores pueda lograr que todo vuelva a colocarse en su sitio, no obstante la próxima semana lo comprobaré en mis carnes, a ver si soy capaz de realizar la totalidad de los entrenamientos.

También creo que pediré una analítica a ver si me he quedado falto o bajo de algo ya que mi peso actual es de 86 kg que no está nada mal para mis 194cm.

También comentar que el pasado día 7 me realizaron una prueba de esfuerzo (no la deportiva) pero si lo bastante efectiva como para percibir anomalías y el resultado fue altamente satisfactorio, no se aprecia nada anormal en un corazón aparentemente de hierro a sus 43 años de funcionamiento aunque solo con tres de funcionamiento deportivo (por lo menos una alegría) y descartadas arritmias o cualquier otra lesión.

Así que nada, manaña si Dios quiere más y si se puede mejor.

P.D. Mañana muchos estaréis disfrutando en Sevilla de la mítica distancia, afrontando con ilusión los retos que os habéis propuesto en esa bonita carrera.
Espero el día sea propicio (no paséis tanto frío como en la pasada edición).
¡Suerte a todos! ¡Que se cumplna vuestros objetivos! y espero vuestras crónicas.

Aún recuerdo como se me erizó la piel al entrar en el estadio olímpico en compañía de Alberto (bellotatlon) y de esos 300 metros finales de alegría. ¡Espero sintais lo mismo!
Publicar un comentario