martes, 24 de mayo de 2011

IM LANZAROTE 2011 maratón

Comienzo a trotar y a los 100 metros me tengo que parar, la rodilla y la ingle me duele a horrores, miro mi reloj e intento hacer el cálculo, de lo que puedo tardar en hacer la maratón andando, abandonar no es una opción, tengo hasta las 12 de la noche, además se lo quería dedicar a Fran (recuperandose en Ibiza de su atropello mientras entrenaba la bici) a Emilio también recuperándose de su atropello, a Tante y a Maria, a Alberto que estaba aquí y no pudo salir (imaginaros lo duro que tuvo que ser para el) a muchos que me animaron, a vosotros que me leéis, a mi mujer sin la cual esto no seria posible, a mis niños pendientes de mi a través de la red.... Vamos que no podía abandonar.

Comencé a caminar y los km salían a unos 7' alguno incluso menos pero el dolor iba a más, me cruzo con Dani, con Álvaro todos sufriendo la maratona y yo... Caminando,¡que rabia me entraba!.

Rebusco en el bolso del cinturón de hidratación buscando un antiinflamatorio, y nada, se me olvidó guardarlo, sigo rebuscando y encuentro un calmante, me tomo el nolotil y pienso que si me hace efecto rápido igual puedo correr.

Llego al punto de giro de la primera vuelta, me arranco a trotar hasta pasar el control de chip y vuelvo a caminar, termino la primera vuelta y aun me es imposible, cada poco trato de correr pero como mucho consigo hacer cien metros.

Así que caminando fueron cayendo las vueltas hasta llegar al punto en que iba pasando a los que corrían, el viento en la carrera a pie hizo mella en todos, el caminar me ahorró ese sobre-esfuerzo, cada vez que llegaba al punto de giro trotaba, apretaba los dientes y me hacia esos 200 metros entre el público y las cámaras trotando, sabia que los niños me miraban desde casa y no quería me viesen cojeando además quería la foto en la que al menos pareciese que trotaba (gilipolleces que le pasan a uno por la cabeza).



El caso es que cuando hago el último giro a falta de 6Km miro el reloj y llevo 13h ¡¡¡no me lo puedo creer!!!! Voy mejor de tiempo que año pasado, comienzo a caminar lo más rápido que puedo y a falta de unos 400 metros me pongo a trotar, me trago el dolor, solo será unos minutos y ya estoy escuchando los aplausos del público, veo la meta veo el tiempo 13h39' cruzo la línea, soy Finisher de nuevo y he bajado 20' mi marca en Lanzarote.



Toño me está esperando ha hecho su mejor tiempo 12h20' con este viento en bici y en la carrera.



Estamos felices, sigo cojeando y solo pienso en una cosa mientras camino hacia la zona de masajes, volver el próximo año.

Ultima crónica desde Lanzarote a través del móvil, en breve salgo hacia Ibiza.

Pronto impresiones e imágenes.

Un abrazo y recordar, no hay nada imposible, todo está en la mente, si quieres puedes y si yo terminé Tú puedes hacerlo.
Publicar un comentario