lunes, 23 de mayo de 2011

IM LANZAROTE 2011 parte 1

Es de noche, son las cuatro de la mañana, el viento sopla del noroeste a unos 30 km/h, me levanto tras unas cinco horas de sueño, a su vez Toño hace lo mismo, hemos podido conciliar el sueño unas horas.

Desayuno un trozo de bizcocho de frutos secos que ha traído Toño mientras desde la terraza observo que ya hay madrugadores entrando en boxes, intento ir al baño las veces necesarias hasta conseguir que el estómago no tenga presión alguna y me pongo vaselina para evitar roces con el sillín en la parte baja, ropa de dos piezas y me coloco el neopreno has la cintura.

Cuando compruebo que tengo todo lo que necesito y que Toño a su vez ha hecho lo mismo bajamos a boxes que están a escasos 50 metros.




Saludos y abrazos a los amigos, no podemos esconder la tensión que llevamos pero la hacemos llevadera.

Allí me encuentro con Alberto (bellotatlon) al que una neumonía ha dejado fuera de carrera, se ve en si cara el sufrimiento de quién ha dedicado tanto tiempo y esfuerzo a preparar esta prueba y ahora no puede disfrutarla desde dentro, nos anima, le animamos, que grande en todo el contesto de la palabra es esta persona, la próxima edición se la merienda.

Últimos retoques de aire a la rueda de comprobaciones y me dirijo a la entrada de boxes donde he quedado para que me pongan unos parches anti dolor, y que llevo unos días con molestias en los riñones y en la parte posterior de la rodilla, allí obra el milagro Teodoro Irazusta, del LIFEWAVE quién junto con su equipo me colocan unos parches milagrosos que en unos segundos (si, aunque no os lo creáis funciona así de rápido) y también me coloca otros que dicen concentran tu energía.

En compañía de Toño bajamos a la arena de la playa o más bien a la de los gladiadores (porque aún recuerdo la batalla en el agua del año pasado)
Y el dice que se va para la parte de atrás que quiere nadar tranquilo, yo prefiero salir más adelante y me coloco hasta donde me permite n llegar el resto de participantes, mi idea es nadar por la derecha lejos de la baliza.




Pummm, joer!!! Ya!!! Que rápido!!! A correr, jope si ya estoy en el agua y pegado a la baliza la marabunta humana.




No me ha permitido ir a la derecha, empiezo a nadar como un loco hacia la primera boya y a su vez empiezan los palos,trato de evitarlos nadando más rápido pero siguen cayendo, me tocan los pies una y otra vez (quieren ir a rueda, pues mala liebre os habéis buscado) me agarran los pies y tiran de ellos, pos eso no paso, a soltar coces y resuelto, no me importa que me toquen los pies, somos muchos en poco espacio pero de ahí a que quieran pasarme por encima hundéndome los pies hay un trecho.
Palo va palo viene hasta la segunda boya el corazón se ha colocado en mi boca cuando la abro para respirar pienso se me va a escapar, consigo un poco de agua libre ( un metro por cada lado no os creais que más) mi natación no está siendo nada buena pero nme da igual solo quiero pasar este trance, veo la ultima boya, la playa, me pongo de pie, cuando doy dos pasos miro el reloj 36', en mi línea corro por el agua salgo a la playa giro obligado y comienza de nuevo la batalla y esta será mas dura.

No he nadado ni 300 metros y un compañero de viaje que no se de donde salió me da un patada con tal fuerza que pierdo las gafas (culpa solo mia por no haberlas puesto bajo el gorro com el año pasado), las busco entre la espuma veo algo que se va al fondo trato de agarrarlo pero el traje y los demás participantes me lo impiden segundo intento (como no sea de esta despídete de ellas me digo) las rozo con lo dedos las agarro me las pongo tratando de flotar de pie entre los que pasan a mi lado, relájate me digo, tranquilo y acaba, y me pongo a ello.

Busco una zona mas tranquila y continuo, la segunda vuelta se me está haciendo más larga veo la boya a lo lejos, ¡ya se termina, me digo! me pongo de pie miro el reloj, jope como el año pasado 1h17' corro hacia las duchas, allí mismo me quito el neopreno.




Alberto me grita y me anima, me voy a los percheros agarro la bolsa y corriendo a la carpa,

cojo las gafas de sol meto en neopreno y salgo corriendo a dejar la bolsa ( que transición más buena, me grita Alberto) salgo corriendo por la cuesta hacia la calle.




Una vez en ella corriendo hasta la bici que está muy... muy lejos, ¡jope que transición más larga!, llego a ella Talin que ya sale con la suya, me anima (que gran persona) me pongo el casco el dorsal y salgo corriendo con mi cabra, cruzo la línea pongo los pies sobre las zapatillas y a pedalear. - Hasta aquí las sensaciones ya son más positivas que el año pasado ¡estoy disfrutando!



Seguira... Perdonarme pero sigo haciendo la entrada desde la blackberry.
Publicar un comentario