miércoles, 17 de noviembre de 2010

DIA EXTRAÑO

Tras el trabajo he llevado al niño a su clase de natación, una vez en casa me cambio y decido ir corriendo hasta el gimnasio para ir calentando, son 5km y me he sentido fatal corriendo, tenía la sensación de pesar 100kg me costaba mover las piernas y hasta respirar, jope, no lo podía entender pero sufrí más que en una maratón, jaja, y eso que iba trotando.

Después 1 hora de gimnasio tres series de 20 repeticiones tren inferior y superior, acabé molido, Carmen me acompañó la última media hora y después corrimos unas vueltas por la pista para transferir un poco el ejercicio a la carrera.

A ver si el cuerpo se recupera de esta vagancia, no se so será el cambio del clima, pero la sensación no me ha gustado nada.

Mañana más y si se puede mejor.
Publicar un comentario