domingo, 26 de diciembre de 2010

MI ENEMIGA LA BÁSCULA


Hoy al levantarme tocaba pesarse, es sabido que en estas fechas siempre nos excedemos un poco, si bien, yo suelo controlarme para no tener que sufrir después perdiendo esos kilos de más ganados, por lo que no suelo excederme, de hecho no he probado ni un solo trozo de turrón, polvorón y demás postres navideños, a no ser las irrenunciables "casadielles" -postre típico asturiano de estas fechas - que como cada año me envía mi señora madre ¡¡¡y que están de miedo!!!!, aún así no suelo pasarme tampoco, el caso es que hoy la báscula marcó 90.5 kg. y últimamente no pasaba de los 87.

Esto motivó que automáticamente me enfundase la ropa de ciclismo y saliese a pedalear por 2h30', soplaba un viento de unos 28km y desde casa parecía que no hacia viento, así que salí con la Cerveló y las ruedas de perfil de 88 y madre mía nuevos apuros con las rachas de viento, el regreso a casa fue duro ya que el viento castigaba fuerte, pero como la salida era para rodar y tratar de quemar algo los excesos al final estuvo bien con 65.3 km realizados.

Y para terminar de gastar un poco más salí a realizar "cacos" (caminar-correr-caminar) en compañía de carmen 1h20'.

Mañana a seguir quemando grasa!!!!, más y mejor.

Esta cuarta semana del primer ciclo termina con 10h20' de entrenamiento.
Publicar un comentario