lunes, 2 de noviembre de 2009

¡MENUDO FINDE!

Viernes tarde, se realizan unas jornadas gastronómicas en Santa Eulalia, Alex que aún no puede casi ni entrenar, tenía un puesto en dicha muestra y como tenía el personal ocupado en el restaurante, pues me fui a colaborar con él, la fiesta estuvo genial en cuanto a tapeo y demás ( los que pudieron disfrutarlo) a nosotros nos tocó servir los manjares que el público se zampaba.

Sobre las doce de la noche termina la historia y nos volvemos para el restaurante y claro, esto hay que mojarlo, continuando por un Pub cercano donde rematamos la faena... resultado, pues el esperado, uno que no está acostumbrado y ... me he pasado todo el finde en la cama como quién dice, el cerebro se me había encogido (más aún) y flotaba y se golpeaba contra las paredes del cráneo, lo que a su vez me producía que las piernas no mantuviesen sus normal estabilidad, por lo que el estómago también sufría lo suyo..... que desastre, si es que uno ya es viejo para esto.

Juré y perjure que no me volvían a liar en otra de estas, jeje y que todo aquello que no sea una copa de zumo rojo de uva fermentada a la hora de la comida estará definitivamente prohibida en mi dieta (que ya lo estaba, pero ahora sin opciones a deslices).
En definitiva, sábado resacoso y domingo irrecuperable, me quedé sin salir en bici pero aproveché para dar cuenta de otra obra literaria "El último Catón" y es que un día tumbado da para mucho.

Hoy comienzo con el nuevo calendario de entrenamientos, la semana empieza suave, pero como el que sabe es el que los pone, los seguiremos a rajatabla.
Publicar un comentario