domingo, 9 de enero de 2011

AL FINAL UN AGRADABLE DÍA


Hoy toca bici, así que me encuentro con Vicent para afrontar las 2h45' de bicicleta, comenzamos cara al viento charlando y disfrutando de un día agradable, en el km 28 una bajada con curva izquierda derecha muy rápida, consigo salvarlas pero la siguiente es a izquierda, por más que presiono los frenos veo que no me va a dar tiempo, hago un recto... la rueda delantera golpea bruscamente el terreno la rueda trasera se levanta y los pies no se salen de los pedales, vuelta en el aire y una leche del 10 elevada al cubo, suerte que en el volteo me salgo del asfalto y mis huesos dan en terreno más o menos blando, "la primera del año" ¡y espero la última!.

Me duele el cuerpo pero más aún el orgullo, no quise dejar escaparse a Vicent en la bajada y pagué con un buen costalazo, jeje, ahora me río pero mientras volaba me paso un mundo delante de los ojos, jaja.

Lo bueno que la bici quedó más o menos funcional y seguimos pedaleando hasta Benirras donde esperaba la familia, la jornada se quedó reducida a 2 horas de pedaleo, pero bueno, no está tampoco mal dadas las circunstancias.

En la playa teníamos los neoprenos, pero ..... como que no me apetecía, creí suficiente lo vivido este día.


Así que nos dedicamos a ver como nuestras chicas preparaban una suculenta paella acompañada de sidra asturiana.








Y más tarde navegamos en la lanchita con los niños un rato para terminar sus días vacacionales, que mañana volvemos todos a la rutina ¡menos mal!



Mañana más y mejor y espero sin muchos dolores!!!
Publicar un comentario