miércoles, 19 de enero de 2011

ESOS PULSOS QUE ME VUELVEN LOCO

En primer lugar dar las garcias a todos los que os pasasteis a firmar por "actuable"(lo podéis hacer aquí a la derecha) para que estas personas puedan conseguir darles a esos niños un hogar, y gracias también a los que aunque aún no firmasteis se que lo haréis.

Hoy tocaba un trote de 55' y como después tocaba nadar en la piscina de Santa Gertrudis, me desplacé hasta allí una vez terminado el trabajo para realizar ambas sesiones.
Salieron 11 km que realicé por la carretera que va a San Mateo tratando de mantener el pulso bajo(lo que para mi es prácticamente imposible), no se el motivo, al principio pensé que podría tratarse del pulsómetro, pero los tres modelos de distintas marcas que he utilizado me has hecho cosas raras, no entiendo que trotando sin variar el ritmo el pulso se mantenga a 144 y de repente comience a subir de forma anormal llegando a las 220 pulsaciones, parándome en seco, dar tres pasos y volver a 140 para nada más comenzar a trotar de nuevo subir a 190.

Además cuando sucede esto empiezo a correr con fuerza y estas bajan, ¿a alguien le ha sucedido esto? la verdad no se que pensar.

Porque cuando esto sucede me pongo a hablar en voz alta a recitar para demostrarme que no estoy fatigado, puedo mantener una conversación fluida mientras corro, pero las pulsaciones hacen cosas rarísimas.

Hace un año hice una prueba de esfuerzo, no la deportiva, pero los cardiologos no apreciaron nada y además me dijeron que tenía un corazón de hierro, en fin, no voy a dudar de su profesionalidad, pero sigo volviéndome loco con el pulsómetro.

En fin, será de estudiar; a continuación una sesión de 2500 metros en series de 200 y de 50, acabando con una rampa en el gemelo izquierdo, jeje, esto de darle vueltas en la cabeza a lo del pulso me pone en trensión.

Mañana toca descanso (creo)
Publicar un comentario