domingo, 16 de enero de 2011

CROSS

Se me han pegado las sábanas, son la nueve y se está tan agusto en la cama que no apetece levantarse, me tomo un té y un trozo de bizcocho, agarro la bicicleta y pongo rumbo a Eivissa.

Se celebra la final de cross de esta temporada, y sin tener muy claro aún si participar me acerco pedaleando para calentar.


El día está despejando comienza a salir el sol y a calentar, eso me anima, además el dolor aunque persiste es soportable, pasé la noche con hielo y antiinflamatorios y al llegar y quitarme la ropa de bici me pongo un poco de pomada en las rodillas (de esas que dicen alivian el dolor)así que a las 12:00 estoy en la línea de salida.


Nada más comenzar pongo un ritmo cómodo, que no me duelan las piernas y no le cambiaré hasta el final, se que parecía que iba sin esforzarme, pero no quería que la lesión fuese a más, un entrenamiento bueno disfrutando con todos los amigos que allí se encontraban.

Mi carrera era 6 vueltas al circuito para 7200 metros que terminé en 31'49" a un ritmo medio de 4'25", mi posición de los últimos, pero bueno, feliz, ¡es lo que hay! la gente está bien en forma.


Tras la entrega de premios de nuevo a pedalear terminando en Sta Gertrudis donde nos esperaban unos buenos chuletones para reponer energías.


Mañana comienza mi 8ª semana de preparación cara a Lanzarote.
Publicar un comentario