lunes, 15 de diciembre de 2008

Esta Ibiza que parece Asturias




No es broma, parece que estoy en mi tierra, día y noche lloviendo, cielo gris, frío y más frío, los campos verdes como jamás los había visto. Cuando circulo en coche, me da la impresión de viajar por Asturias, ya veo hasta gallinas cruzando las carreteras, pitu calella, se dice en mi tierra.
No apetece hacer nada, salir a correr está imposible, más aún cuando no consigues quitarte el gripazo de encima, la bicicleta ni en sueños, lo único que queda es la piscina.
Hoy después de trabajar, que por cierto se me complicó un poco y me hizo terminar más tarde de lo que hubiese deseado, me fui a la piscina, solo pude disponer de treinta minutos antes de salir corriendo a recoger a los críos de sus respectivos colegios.
El ambiente dentro de la pisci era muy frío, sumado a la sensación de gripe, aún más frío, el ducharse antes de saltar al agua fue un verdadero calvario, eso si, el agua de la piscina estaba deliciosa, así que aproveché y me hice la media hora seguida de nado a crol, el cuerpo nota la gripe y muestra todos sus dolores, pero después de unos largos todo va como la seda.
Publicar un comentario