viernes, 19 de diciembre de 2008

Vuelta a la normalidad

Parece que la gripe que me rondaba ya está dando los últimos coletazos, casi me encuentro bien del todo, alguna pequeña molestia muscular en la zona de los hombros pero por lo demás, parece estar superada.

Después de la jornada laboral, me dirigí a la piscina, disponía unos cuarenta y cinco minutos antes de recoger al peque de la guardería, así que los más rápido posible me enfunde el bañador y tras la ducha de rigor salté al agua, 2100 metros a crol con pull, justo cuando realizaba el último largo apareció Carmen, que venía de finalizar su jornada laboral y me relevó en la calle. Esto es lo bueno de la vida familiar, la organización para poder disfrutar todos del deporte. Así que, dejándola en sus primeros largos me fui a buscar al peque, para regresar también con él a su sesión de natación, y tras dejarlo ya con su monitor nuevamente a buscar a la niña, que hoy tenía su último entrenamiento de triatlon hasta después de las fiestas navideñas, le tocaba también entreno de natación, así que al final toda la familia pasada por agua ;-).
Publicar un comentario