sábado, 7 de marzo de 2009

UNA PIEDRA EN MI CAMINO

Me dijo que mi destino era rodar y rodar….., jeje, pues eso, rodé!!! Que piñazo me dí. Gracias a Dios todo quedo en rasguños y un ligero dolor de costillas.

Comienza la prueba, tres kilómetros que se realizan a una vuelta en el que después se irá en MTB. Circuito pedregoso y para mi durillo, prácticamente todo el recorrido en subida, aunque solo una de ellas dura, pero que cuestecilla, solo pensar que después tendría que pasar por ahí en bici ya se me estaba empezando a descomponer el cuerpo.

La carrera bien, en mi tono, cuando llego a la transición faltan ya bicis pero quedan bastantes, así que ilusionado agarro la mía y salgo a todo lo que puedo dar, voy camino de la primera rampa y ya estoy pensando como tomarla ( hice una vuelta calentando al circuito y la subí casi sin problemas, solo que se me levantaba mucho la rueda delantera y perdía tracción) comienzo la subida y ya empiezan a pasarme los máquinas que me seguían, uno que si “voy por la derecha” otro que si “voy por la izquierda”, a mi solo me queda el centro ¿ y que hay en el centro? pues una Sabina contra la que me estampe, aquí fue poca cosa, solo destroce mis nike vomero, sigo por la rampa empujando la bici hasta que encuentro un lugar apropiado para subirme a ella y prosigo, kilómetro y medio más adelante hay un paso estrecho y pedregoso, el que va delante mueve con la rueda trasera un pedrusco y este me lo como yo (literalmente) con vuelta de campana incluida, menuda leche que me dí, los que me siguen se paran , ya que he bloqueado el paso, me preguntan si estoy bien, y rápidamente les respondo que si (jaja, me dolía hasta el carnet de identidad), me quito para dejarles pasar y vuelvo a cabalgar mi montura, continuo el recorrido y ya dolorido y desmoralizado pienso que al llegar al primer paso por meta para mi se acabo la aventura, es cuando sale esa voz interior y me dice “ aquí no se retira ni el tato, tu a acabarlo que es a lo que has venido” agacho la cabeza y le digo, pues tu mandas.

Al final termino los 9km de bici ( destrozado ) y comienzo el circuito pedregoso de 1Km al que tenía que dar tres vueltas, y aquí vuelvo a ser yo, empiezo a recuperarme y a pasar algún que otro duatleta, en cada vuelta voy ganando algún puestito y pienso “por lo menos no cerrare la prueba ;-).

Una vez terminado, feliz por haberlo conseguido, eso si, con un dolor de costillas de los buenos, tiempo empleado 1h 8', puesto 72 de la general y 9 de veteranos - pulsaciones durante la prueba 162-201 ( jaja, que pulsaciones)

A preparar el próximo!!

De Laura que decir, se le atraganto un poquito la bici pero hizo primera en benjamines.May, Toni, gracias por las fotos!!

Publicar un comentario