jueves, 4 de junio de 2009

PEDALEANDO



Bueno pues el día de ayer me salté el entrenamiento, una buena comida en compañía de Carmen una botellita de vino rosado fresquito y .... peleón, joer que dolor de cabeza pillamos, los ojos como dos vampiros y sin fuerzas ni ánimos para entrenar, lo peor que solo apetecía dormir y había que cumplir con las obligaciones paternales ( y es que no estamos acostumbrados, por lo menos al vino peleón, jeje, aunque me lo cobraron como si fuera reserva) en fin, que no hice los deberes.




Hoy a las 16:00h salí a rodar en bici con Alfonso y Matias de triatlón Santa Eulalia y sobre las 16:30 se nos unió el grupo de kandani, realizamos el recorrido que la última vez casi me hace despojarme de todo lo que había en mi estómago, practicamente buscando cada subida que existe en las carreteras de esta isla, pero hoy fue diferente, no se que pensar, si habrá sido estos días de descanso o si mi cuerpo con la parada ha interiorizado el ejercicio acumulado, pero hoy estaba que me salia (aunque suene feo que lo diga yo), he estado prácticamente todo el recorrido a la cabeza del grupo rodando rápido y con todos a rebufo, no me he quedado en las subidas y las he terminado con el grupo algunas en cabeza y otras cerrándolo pero junto a ellos, y la verdad me sentía feliz de poder hacerlo.


Han salido 80km en 3h justitas y las pulsaciones han oscilado entre 140 y 199 dependiendo del tipo de tramo, jeje, y 715 metros de ascensión acumulada.




Cuando llegué a casa hacía bastante calor así que me lancé a la piscina con la intención de hacer una tirada larga a crol, pero en el volteo de los 950 metros al presionar con las piernas contra la pared de la piscina, se me subio el gemelo y.... ¡ que dolor!, haciendo un esfuerzo terminé los 1000 metros y no me quedó más remedio que parar. Quizas el vinito de ayer tenga algo de culpa, pero de vez en cuando hay que darse algún placer, eso si, peleón no gracias!! jeje.




Así que 80km bike 1000 swiming... y mañana Dios dirá.
Publicar un comentario