miércoles, 6 de enero de 2010

NOCHE MÁGICA


Esta mañana y bien temprano ya tenía a los dos pitufos revoloteando por casa y abriendo los paquetes que llegados desde Oriente y solicitados por ellos, sus abuelos, tíos y demás, fueron dejados en casa esta Noche Mágica. No tiene precio el ver sus caras a la hora de ir abriendo sus regalos.

Por otra parte último día de comilonas y demás, eso sí aún continuarán de vacaciones hasta el lunes por lo que el tiempo para dedicar a los entrenamientos será escaso.

Hoy tras disfrutar con ellos de esos momentos mágicos y cuando el hambre les hizo darse cuenta de que aún no habían desayunado aproveché para ponerme la ropa de running y salir, nada más abrir la puerta de casa comenzó a caer agua, pero me apetecía correr así que no me detuvo.

Las sensaciones han sido muy malas, parece que lo que creía casi solucionado sigue latente, ni ejercicios de fortalecimiento, ni estiramientos, ni masajes , ni nada, no se como voy a erradicar esta periostitis, hoy nuevamente dolió y de lo lindo, así que suavemente y sin forzar nada realicé 9 km en 50'. Tras finalizar nuevo masaje, hielo y tapin a ver si consigo que mañana esté al menos como en días anteriores, que solo era una ligera molestia.

A un mes de Sevilla no se como entrenare para por lo menos tratar de terminar la carrera. Esperemos que este año que empieza me traiga una pronta recuperación, deseo que hago extensible a todos aquellos que de una u otra forma estáis padeciendo situaciones que os impiden realizar en el plano deportivo aquello que os apetece.

Veremos como estamos mañana.
Publicar un comentario