lunes, 12 de enero de 2009

No pude más

Tanto antibiótico tanta leche, lo mejor contra la faringitis, el cloro. Así que a las nueve de la noche me tire a la piscina, no aguantaba más encerrado en casa, eso si me costó Dios y ayuda, 1000 metros pude terminar, primero seiscientos crol, notaba que la medicación había hecho mella, precavido me había tirado con el pulsómetro, por si acaso, y las pulsaciones ya estaban en 160, ¡flipante! y solo tres días enfermo, los otros cuatrocientos los hice en series de cien, y llegue a las 165 pulsaciones, al terminar los mil estaba solo en la piscina, ya estaban limpiando así que a la ducha y para casa. Conclusión , el cloro ayuda a quitar la faringitis, porque me siento super bien. Ahora a esperar como amanezco mañana y a ver si con suerte puedo hacer otra sesión de natación.
Publicar un comentario