lunes, 19 de abril de 2010


Hoy ha salido a rodar con la bici después del trabajo, yo conmigo mismo, y que malas sensaciones, parecía que no iba ni para tras, ¿será que de salir con gente que me hace rodar fuerte, cuando salgo solo me relajo?, yo creo que no, pero me da la sensación de que soy más lento y eso que trato de forzarme.

He cogido rumbo a los naranjos y seguí para la Cala San Vicente, subir la Pujada con viento y sol, sudando y disfrutando del solecito, al bajar dirección San Juan me desvío para Portinax, (las primeras rampas que dicho sea de paso, no son nada del otro mundo se me atragantan de tal manera que casi pienso en poner pie en tierra, eso si, me lo saco rápidamente de la cabeza, esta carretera está hecha polvo, hoy nuevamente he perdido otro bote de los que van atrás debido a los baches que tiene ( y no lo he sentido caer, los oídos me ululaban con el viento y no sentí ni su impacto ), cuando fui a echarle mano me percate de la pérdida, jope, me quedé sin bebida.

Una vez en Portinax comienzo la ascensión (esta vez por carretera decentemente asfaltada) y corono llegando nuevamente a la carretera que me lleva para Eivissa, me acoplo y hago toda esta parte en esta posición, llegando a la rotonda de los cazadores giro para Santa Eulalia y vuelvo a acoplarme manteniendo el pedaleo hasta la entrada del pueblo, desde allí subo para casa y terminada la bici por hoy. 2h 39’ y 65 km que no son muchos, pero para este estado extraño de cansancio que siento los doy por buenos.

Después he bajado a la piscina donde ya se estaban deslizando en el agua los dos Tonis del equipo (tampoco se pierden una), como mi estado anémico no era muy alto he nadado continuo durante 40' (unos 2000 metros) ducha y para casa.

Mañana más y si se puede mejor.
Publicar un comentario